Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

< Volver al Diccionario financiero

Préstamos personales

Préstamos destinados al consumo personal

Los préstamos personales son concedidos a una persona física, que garantiza el pago de forma personal, sin destinarlo a una actividad empresarial. El destino de este tipo de préstamos es el consumo de bienes o servicios que el usuario no puede adquirir al contado, por no disponer de efectivo suficiente, como suele ocurrir con la compra de un coche, las reformas del hogar o las vacaciones. Al solicitar un préstamo personal, el prestatario tiene derecho a cancelarlo dentro de los 14 días siguientes de haberlo solicitado y debe ser informado de las amortizaciones mensuales que tendrá que hacer frente para devolverlo.