Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

< Volver al Diccionario financiero

Inversión

Invertir: emplear el capital en actividades productivas

El término "inversión" está relacionado con los términos ahorro, ubicación de capital y consumo. Invertir significa emplear el capital en algún tipo de negocio, con el objetivo de incrementarlo. Esto quiere decir que invertir es renunciar al consumo actual a cambio de un beneficio futuro que se obtendrá y se distribuirá con el tiempo.

Se puede invertir cuando se destina el dinero a la compra de bienes que sirven para comprar otros bienes (la compra de una máquina de coser para fabricar ropa que luego se venderá). También se puede invertir en proyectos por considerarlos lucrativos (acciones de una empresa). O invertir en un proyecto de préstamo a cambio de un tipo de interés concreto, como es en el caso de Lendico.

Invertir está sujeto a unos beneficios en forma de tipos de interés, y también unas desventajas, ya que no se podrá disponer del capital propio en el momento que se necesite y habrá que esperar a los plazos contratados. Otra desventaja es el riesgo asociado con cada inversión.

Estas desventajas pueden minimizarse a través de la diversificación: invertir pequeñas cantidades en diferentes proyectos. De esta manera, se puede invertir en diferentes categorías de proyecto, con diferentes plazos y con diferentes tipos de riesgo. Cuanto más diversificada esté la cartera de un inversor, menor es el riesgo que tendrá que asumir por impago.