Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

< Volver al Diccionario financiero

Créditos

Los créditos, un producto financiero diferente al préstamo

Los términos crédito y préstamo se utilizan muchas veces como sinónimos errónamente. Sin embargo, estos dos productos financieros son diferentes en cuanto a amortizaciones, flexibilidad e intereses.

Un crédito es un contrato por el que una persona o entidad, normalmente una entidad financiera o de crédito, concede a una persona una cantidad máxima de dinero de la que puede ir disponiendo, pagando por ella los intereses correspondientes. Es decir, cuando se concede un crédito se concede la capacidad de disponer de un importe determinado. La entidad financiera que lo otorga, fija un límite y el cliente puede gastarlo cuando lo necesite hasta llegar a esa cantidad.

Solicitar un crédito es la mejor opción cuando interesa tener dinero disponible, aunque no una gran cantidad ya que los plazos de devolución son cortos, sacarlo si se necesita y destinarlo a lo que se quiera sin justificar nada. El préstamo, por otro lado, es mejor solicitarlo cuando se necesita una cantidad de dinero más elevada, para financiar algo concreto y durante mayor tiempo.