Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

6 cosas por las que nunca deberías pagar dinero

Inversor & Prestatario

6 cosas por las que nunca deberías pagar dinero

En Lendico creemos en que si tienes que gastar dinero, adelante, pero siempre y cuando sea gratificante para ti. Incluso unos pocos euros pueden convertirse tanto en una inversión útil como en un malgasto inútil. Se acerca el verano, época de grandes gastos. Los siguientes 6 puntos que te proponemos te ayudarán a ahorrar dinero:

El viaje de tus sueños suele ser muy caro

Llegamos a mediados de mayo y no tienes claro dónde pasar tus vacaciones de verano: si en esa isla paradisiaca a donde siempre soñaste ir o si lo harás en el pueblo de tus suegros, como cada verano. Estás de suerte porque si consigues reservar ahora, lo estarás haciendo con la suficiente antelación como para comparar ofertas, tarifas, compañías aéreas, hoteles y actividades. Además, si intentas viajar en los meses no considerados como temporada alta (julio y agosto) conseguirás también poder ahorrarte unos euros.

Subscripciones y afiliaciones que no utilizas

¿Te suena familiar? Ya es casi mitad de año y has cumplido un montón de esas promesas que te hicistes para el año nuevo: has eliminado el picoteo entre comidas de tu dieta, te has apuntado a un gimnasio, a un club de lectores, te has subscrito a una revista mensual de cine, a un curso de pintura, incluso te has propuesto aprender un nuevo idioma y te has apuntado a unas clases de alemán. Apuntarte a un gimnasio en enero, cuando las comidas navideñas se hacen notar, es fácil, pero cuando pasan las semanas y el frío invierno te recuerda lo lejos que queda el verano, los objetivos deportivos se olvidan. Y pasan las semanas y tu subscripción en todos estos cursos a los que has dejado de ir, continúa. Nuestro consejo es este: deja pagar todos los clubs, revistas y clases que no utilizas cuanto antes, de hecho, ¡hazlo ahora mismo!

Elementos para decorar fiestas que duran una sola temporada

Cada Navidad conviertes tu casa en un mostrador de regalos y decoraciones para el árbol de navidad. Tan pronto como termina la Navidad, las bombillas de colores valen solo 5€ en lugar de 50. El mismo fenómeno se observa, por supuesto, después de Halloween o Noche Vieja. Si tienes un sótano o cualquier otro espacio para almacenar cosas, vale la pena planear con un poco de anticipación estas fiestas y aumentar tus activos decorativos para el año que viene justo después de unas de estas vacaciones.

Intereses por sobrepasar el límite de tu tarjeta de crédito

Si tu dinero desaparece al llegar a fin de mes, es la señal inequívoca de que necesitas plantearte algún tipo de medida. Pagar intereses por un 15% no debería ser algo permanente, ya que es una tasa muy alta. Por tanto, vale la pena pensar la próxima vez antes de usar la tarjeta para pagar ese bolso tan caro o un viaje de avión a una playa lejana para pasar allí las vacaciones de verano. Con un poco más de disciplina financiera y una planificación prudentemente anticipada, estos intereses pueden ser evitados. La próxima vez que necesites dinero para hacer una gran compra, solicita mejor un préstamo P2P con una tasa de interés fija a Lendico.

Agua embotellada

Si quieres ahorrarte un euro aquí y otro allá, simplemente lleva siempre contigo una botella que puedas ir rellenando a lo largo del día, en lugar de comprar una nueva. Esta pequeña pero inteligente medida no sólo te ayudará a ahorrar dinero, sino que también es positivo para el medio ambiente.

Herramientas que se utilizan solo una vez

Para tener una buena colección de herramientas en casa sin duda vale la pena invertir dinero, pero sólo si realmente las necesitas. Una sierra portátil, una paleta, son ese tipo de cosas que se utilizan una vez cada cinco años. En esos caso vale más la pena pedirlo prestado o alquilarlo. Seguro que algún buen vecino te puede ayudar.