Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

Quedarse en casa este verano no es tan mala idea

17 julio 2014

Inversor & Prestatario

Quedarse en casa este verano no es tan mala idea

A menudo, cuando llega el momento en el que sólo puedes pensar en tumbarte relajadamente en una playa para disfrutar de unas merecidas vacaciones, comienza el estrés, las preguntas, los sudores de la organización: a dónde ir, qué hotel reservar – ¡ya es demasiado tarde y está todo cogido!, las maletas, el madrugón para coger el avión a tiempo, ese momento en el que llegas a la playa paradisiaca que te prometían las imágenes de Google y no hay hueco ni para el palo de tu sombrilla, todo sumado a esa terrible situación previa en el que haces cálculos y sólo piensas en cómo recuperar todo el dinero que te vas a dejar en tan sólo 5 míseros días en la playa.

¿Por qué no, sólo por esta vez, te quedas en casa para evitar el estrés y, al mismo tiempo, ahorrar dinero? Esto es lo que te proponemos: staycation, o lo que es lo mismo, vacaciones en casa. Es un término que viene del inglés stay (“quedarse”) y vacation (“vacaciones”). El resultado no es sólo un neologismo sino una solución para ahorrar en estrés y en dinero.

No te creas que no se pueden hacer cosas entretenidas de vacaciones en casa: excursiones por las montañas de alguna sierra cercana, picnics en la piscina con amigos, visitas a los museos de tu ciudad o exhibiciones temporales de verano (la verdad: aún no has ido a ninguno y llevas viviendo 20 años en la misma ciudad), probar nuevos bares y restaurantes, tener tiempo para cocinar cosas que nunca antes habías probado, y pasar tiempo de calidad con tu familia y amigos. ¿Cuándo vas a poder hacer estas cosas? Apúntate a la moda: ¡vacaciones en casa, staycation!


Volver al inicio