Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

Organízate para optimizar tu cesta de la compra

14 julio 2014

Inversor & Prestatario

En lugar de gastar cientos de euros en comida este mes, organízate para optimizar tu cesta de la compra

Una de las formas más efectivas para ahorrar dinero es cortar el gasto en las compras, en su concepto general: ropa, comida, viajes, complementos, coches, bicis… En el artículo de hoy nos vamos a centrar en la compra de comida, porque, al fin y al cabo, es algo que hacemos casi todos los días: ¿quién no se para a la salida del trabajo en un colmado del barrio a comprar un poco más de pan, fruta o verdura? Aquí te dejamos unos consejos que te ayudarán a cortar el gasto en tu cesta de la compra.

Trata de comprar comida que no venga ya pelada de fábrica, rallada o en rodajas. Hacerlo tú mismo te llevará unos pocos segundos y los productos que vienen enteros son más baratos. Mientras que gastas 2 euros en una bolsa de lechuga ya cortada, podrías simplemente comprar un cogollo de lechuga entero por 1 euro y cortarlo tú mismo en unos pocos segundos. Lo mismo ocurre con esa zona del supermercado dedicada a platos ya preparados, tienen buena pinta, si, pero no vale la pena su precio. Otra idea útil es substituir esos alimentos frescos que vas a triturar o a utilizar como decoración para un postre por los mismos congelados. Esas frambuesas que machacas para aderezar tus recetas preferidas, cómpralas congeladas. El resultado es el mismo.

La fruta orgánica es aquella que crece sin pesticidas. Esto es algo realmente bueno, pero ten en cuenta que hay frutas como el mango, la piña, el melón o el aguacate que puedes comprar su versión no bio ya que la piel de estas frutas es muy gruesa y protege la carne de forma natural. Los kiwis, por ejemplo, tienen una barrera natural propia que frena los efectos de los pesticidas. Sólo hay que lavarlos convenientemente antes de pelarlos, y serán seguros. De acuerdo con una investigación llevada a cabo por la universidad de Stanford, la comida orgánica no siempre es la más sana. Lee más sobre este estudio aquí

Otro consejo muy útil es tratar de comprar frutas y verduras de temporada. Averigua qué alimentos se cultivan en cada estación concreta y planea menús diarios conforme a estos ingredientes. Por otro lado, intenta echar una ojeada a todos los cupones o revistas de publicidad que llegan a tu buzón. Muchas veces podrás encontrar 2x1 interesantes que te harán ahorrar unos euros. Por último elige, siempre que puedas, alimentos con la marca del propio supermercado, en lugar de marcas privadas.

Estas ideas básicas y sencillas tendrán, al largo plazo, un efecto en tu monedero, que pesará más al final del mes. ¡Nos vamos acercando a nuestro objetivo!


Volver al inicio