Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

1/3: Fórmulas básicas para tus finanzas personales

Inversor & Prestatario

Fórmulas básicas para tus finanzas personales

Este es el primer episodio de nuestra serie "9 Fórmulas prácticas para ayudarte con tus finanzas personales”.


1) Calcula tu flujo efectivo:

Ingresos - Gastos = Flujo

Efectivo El primer paso para conseguir que el orden llegue a tus finanzas es mantener un buen registro de tus ingresos y tus gastos, lo que se conoce como presupuesto. Esto te permitirá saber qué dinero tienes disponible para cualquier otro gasto que tengas. Algo básico que tienes que saber sobre el presupuesto, es que el flujo efectivo es el dinero disponible para un periodo determinado después de haber restado tus gastos.

Pongamos que has ganado 2000 euros en enero y has tenido unos gastos de 1200 euros; en este caso, tu flujo efectivo sería de 800 euros. 2000- 800: 1200.

Esto te permitirá controlar mejor el dinero que gastas, y también encontrar buenas opciones para invertir el dinero que ahorras. Eso sí, ten cuidado si gastas más dinero del que tienes, si tus gastos son superiores a tus ingresos, entonces el flujo efectivo será negativo. Esto es señal de que estás viviendo por encima de tus posibilidades, ya que gastas más dinero del que tienes.


2) Encuentra un ratio de apalancamiento con tus ingresos


Pago de deudas / Ingresos = Ratio de apalancamiento

El ratio de apalancamiento te indicará la proporción de tus ingresos que estás utilizando para pagar tu deuda.

Imagínate que estás a punto de conseguir una hipoteca para pagar tu casa, necesitas comprobar si puedes pagar esta deuda adicional todos los meses. Para esto necesitas comparar todos los pagos de deudas (préstamos para coches, facturas de tu tarjeta de crédito, préstamos para estudiantes, tasas, etc.) con tus ingresos. Supongamos que estás ganando 2000 euros y estás pagando 500 euros para la deuda de refinanciamiento que tienes para la hipoteca de tu casa, la cantidad a pagar sería 500/2000: 0,25 o 25% de tus ingresos.

Como normal general, tu deuda total mensual no debe superar nunca el 36%.


3) Encuentra el ratio de apalancamiento con tu capital

Deuda total / Capital total = Ratio de apalancamiento

Este ratio se utiliza para mostrar el porcentaje de deuda que estás utilizando para financiar tus bienes. Esto es muy útil cuando estás calculado tu salud financiera, para determinar si puedes permitirte pedir un préstamo. Si dependes de una deuda para financiar tu estilo de vida significa que estás pagando constantemente muchos intereses.

Imagínate que has estado ahorrando dinero durante mucho tiempo para poder comprarte una casa que cuesta 300.000 euros. Has ahorrado 250.000 euros, por lo que necesitarías un préstamo de 50.000. Tu valor de endeudamiento teniendo en cuenta tus ahorros para la casa sería 50.000/250.000: 0,25, un 25% de tu patrimonio está siendo financiado por una deuda. Mientras más cerca esté el ratio de 0, mejor será para ti, ya que esto significa que tendrás que pagar menos intereses.

Por lo general, teniendo en cuenta que acabas de comprar la casa, el límite del ratio se consideraría que está en un 75%, pero es mucho más seguro que sea de un 50%.

Prueba estas fórmulas simples en casa, te ayudarán a controlar tus finanzas personales. En el siguiente capítulo, te contaremos las siguientes 3 fórmulas. ¡Continuará!