Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

¿Comes fuera cada día?
¡Este mes toca desempolvar el tupper!

7 julio 2014

Inversor & Prestatario

Este mes toca desempolvar el tupper

Prepararse un buen desayuno con tostadas, tortitas, huevos y zumo sólo es posible si estás en casa tranquilamente y tienes tiempo suficiente para cocinar. La historia cambia cuando hablamos del día a día con su horario frenético, las pocas horas de sueño, el poco tiempo libre tras el horario interminable de trabajo, con una hora escasa para comer… ¿suena mal? Incluso en una situación así, se puede disfrutar de buena comida casera, sana, fresca y ligera.

La mayoría de los trabajadores prefieren comer de menú en restaurantes de alrededor de la oficina, para disfrutar del buen tiempo, tomar algo de aire fresco, desconectar por unos minutos, disfrutar del sol y de la compañía. Salir a comer una vez a la semana no hará demasiado daño a tu cartera, pero hacerlo cada día puede tener un efecto realmente negativo en tu presupuesto.

Aquí te proponemos ideas ligeras, frescas y sencillas para que prepares tu tupper esta semana que acaba de empezar:

  1. Ensalada de salmón, una de las más fáciles y nutritivas. Los ingredientes:
  2. - Salmón ahumado
    - Tomates
    - Rúcula
    - Aceitunas
    - Cebolla roja
    - Limón
    - Pimiento rojo
    - Aceite de oliva, sal y vinagre
    Si pides esta ensalada en un restaurante pagarás alrededor de 8 euros. Comprando los ingredientes en un supermercado, pagarás la mitad de precio.

  3. Ensalada de atún
  4. - Atún
    - Huevo duro
    - Gambas
    - Judías negras
    - Espinacas frescas
    - Pepino
    - Aceite, vinagre, sal

  5. Ensalada de pollo. Incluso puedes elegir hacer cosas un poco más complicadas como una ensalada de pollo, en la que se requiere que frías el pollo la noche antes en una sartén con un poco de aceite. El resto de ingredientes siguen siendo frescos, de la nevera a tu tupper. Sin mayor complicación:
  6. - Pollo frito
    - Champiñones en lata
    - Pimiento rojo
    - uvas rojas
    - Lechuga
    - Aceite, sal y vinagre

Como ves, comer comida casera puede ser tu salvación este mes, en todos los sentidos: además de ayudarte a ahorrar dinero, cuidarás tu línea: estarás comiendo platos cocinados con ingredientes frescos sin ningún tipo de aditivo. Comienza ya a comer sano en la oficina.


Volver al inicio