Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

Dos maneras de ahorrar en tu factura de teléfono

3 julio 2014

Inversor & Prestatario

Dos maneras de ahorrar en tu factura de teléfono

Hoy vamos a hablar sobre dos maneras de ahorrar en tu factura de teléfono. Estos consejos no sólo aplican a lo móviles, puedes usarlos para cualquier tipo de suscripción.

Optimiza tu factura de teléfono – la forma fácil

Lo primero es lo primero, si todavía tienes línea de teléfono fijo, lo más fácil es que llames a tu compañía y le pidas que agrupe todas tus facturas en una única – internet, teléfono fijo y móvil. Y, ya de paso, si puedes, deshazte de tu línea de teléfono fijo cuanto antes, es algo casi inútil estos días y que dejará de usarse totalmente en un futuro no muy lejano.

Otra cosa interesante que puedes hacer es hacerte con una tarifa ilimitada: mensajes ilimitados, minutos de llamada ilimitados, datos de internet ilimitados, y rebajarlo a medida que sepas cuánto gastas exactamente cada mes. Inténtalo durante 3 meses y después analiza tus necesidades en términos de mensajes, llamadas y datos. De esta forma te será mucho más fácil decidir qué plan se adapta mejor al uso que das a tu móvil.

Optimiza tu factura de teléfono – la forma difícil (pero la más efectiva)

Las compañías de teléfono móvil tienen el curioso hábito de gastar toneladas de dinero para conseguir nuevos cliente, mucho más de lo que gastan para retener a los que ya tienen – es por esto por lo que en muchas ocasiones habrás notado que no se te trata tan bien como debería. Sin embargo, no son estúpidos y saben perfectamente que conseguir un nuevo cliente es mucho más caro que mantener los que ya tienen. El consejo es, básicamente, que utilices esta “debilidad” como tu ventaja:

  1. Investiga. Encuentra planes similares a los que estás usando en otras compañías de teléfono y anota los precios, condiciones y características de cada plan
  2. Llama a tu compañía de teléfono
  3. Se amable y pregúntales por un mejor plan que puedan ofrecerte:
  4. - Tu: “Hola, estaba comprobando mi plan y me parece muy caro. ¿Me podrían dar información sobre otras tarifas más económicas?"
    - Ellos: “bla bla bla todos los planes están publicados en nuestra web bla bla bla"
    - Tu: “¿No tienen nada mejor? ¿Alguna tarifa qué no aparezca en su web?"
    - Ellos: “No, lo único que podemos ofrecerle es lo que aparece en la web. Además, le recordamos que usted tiene un contrato con nosotros y existe una comisión por cancelación de X€”
    - Tu: “Bien, lo entiendo. Pero podría ahorrarme XXX€ incluso si tengo en cuenta su comisión por cancelación. He estado mirando las tarifas de la competencia. Al menos que no tengan nada nuevo que ofrecerme… ¿no? En ese caso, ¿podría pasarme con el departamento de cancelación por favor?”

El objetivo es ser trasferido a este departamento, donde se dejarán la piel para ofrecerte mejores tarifas de las que ofrecen “oficialmente”. Cuando llegues al departamento de “retención de clientes” pregunta de nuevo por lo mismo y aquí es donde debes usar los datos que has averiguado previamente sobre las tarifas que ofrece la competencia. Si has encontrado alguna otra empresa que ofrezca el mismo trato que ya tienes por menos de 10€, ya te estarás ahorrando 120€ después de un año.


Volver al inicio