Servicio de atención al cliente

info@lendico.es

¡Deja el gimnasio y sal a la calle!
La ciudad está llena de recursos cuando sabes dónde buscar

10 julio 2014

Inversor & Prestatario

¡Deja el gimnasio y sal a la calle!

Ir al gimnasio se ha convertido en un hobby para la gente joven estos días. Estar en forma es algo muy importante y más aún en verano, cuando el momento bikini/bañador de acerca irremediablemente. Por eso, después de un largo y cansado día de trabajo, estás deseando meterte en un gimnasio y empezar a sudar. Vivir en una gran ciudad rodeada de tráfico suena a poco apetecible para una persona que no puede vivir sin hacer deporte. Los gimnasios son un gran invento en estos casos, pero uno de los caros, produciendo un efecto negativo en tu presupuesto. Además, algunos gimnasios se han convertido en centros de bienestar con spas, centros de masajes, saunas… Y, por supuesto, por todos estos servicios se pagan. Convertirte en socio anual puede costarte cientos de euros. ¿Cómo conseguir hacer deporte y seguir quemando calorías sin gimnasios?

Los objetos más importantes de un gimnasio son las pesas, y esto lo puedes conseguir fácilmente en cualquier tienda de deporte o comprarlas online.

Los ejercicios cardiovasculares son los más útiles para perder peso, ya que consumen muchas calorías. Salir a correr o saltar a la comba son las formas más comunes para perder calorías de forma rápida y fácil. Además, salir a correr por tu barrio o por algún parque te dará la oportunidad de explorar nuevos lugares donde quizás nunca habías estado. Por esto, correr por la calle es mucho más efectivo que en la cinta del gimnasio ya que se mantiene siempre la misma inclinación y la misma dureza del suelo. De hecho, son todo desventajas cuando hablamos de una mañana templada de verano: mejor disfrutar del sol y de la brisa, que del calor cerrado de un gimnasio.

En general también puedes aprovechar cualquier momento del día para elegir la opción menos sedentaria: subir las escaleras del metro andando en lugar de usar las mecánicas, evitar el transporte público si el lugar a donde vas no está demasiado lejos, andar a paso rápido en lugar de pasear… ponte a pensar y se te ocurrirán un montón de nuevas ideas.


Volver al inicio